Surf Dojo Portada

 

Al entrar en las instalaciones del SURF Dojo te das cuenta de que hay alguien pensando fuera de la caja, mirando el bosque en lugar del árbol  y que, definitivamente, apuesta por hacer las cosas de manera diferente. No sólo es un lugar agradable rodeado por maravillosos espacios verdes  y con la playa justo en frente, es el primer centro de entrenamiento de alto rendimiento de Surf en latinoamérica. Recientemente, han  iniciado un proyecto para otorgar becas a los niños de la comunidad que más se destaquen en el Surf y el Skate y apoyar su entrenamiento brindándoles acceso a sesiones de coaching de alto nivel. La historia es sencillamente inspiradora!

Dojo es un término japonés utilizado para referirse al lugar destinado a la práctica y la enseñanza de la meditación y las artes marciales modernas. En el sentido literal sería el «lugar donde se practica la Vía» o «lugar del despertar».  El dojo, generalmente, requiere la presencia de un maestro, guía o mentor conocido como sensei. Con esto en mente podemos aproximarnos a la idea de este centro de entrenamiento que busca desarrollar grandes atletas en el surf y skate.

Hace un año, decidimos visitar una de las playas más renombradas de Panamá – Playa Venao en la provincia Los Santos- Al investigar sobre las cosas que se podían hacer nos encontramos con esta cuenta de instagram @surdojo que parecía ser un centro para entrenar y tomar lecciones de surf. Ubicado dentro de las instalaciones de @eco_venao, el Surf Dojo tenía una locación ideal, justo en frente de la playa pero arropado bajo los árboles que rodean el lugar, todo en un ambiente bien armónico y ecológico.

Al recorrer el dojo, te percatas de que tiene una especie de centro de operaciones, que funciona como una tienda, café y administración, un área con mesas para sentarte a degustar algunas de las preparaciones que ofrecen o simplemente tomar un café. En la parte de arriba se encuentra un espacio dedicado al entrenamiento de surf fuera del  agua, trabajando el equilibrio, el centro, fuerza y otras destrezas requeridas. El lugar también cuenta con unas camas para saltar, cintas de equilibrio, un huerto donde también resguardan huevos de tortugas marinas -cuando están en temporada- y unos anfitriones maravillosos con quienes podrás conversar y aprender.

Ese año nos informaron que estaban construyendo otra sede en el poblado de “Cañas” a unos de 10 minutos de Venao.  Este nuevo centro estaría contemplando un skate park pero por la cercanía a la laguna de Cañas ofrecerían otras actividades como SUP (Stand Up Paddle) en los manglares, y distintos tours para aprovechar los recursos de la zona.

Hace unos días tuvimos el privilegio de volver a Venao para sorprendernos gratamente con el avance del proyecto. Pudimos conocer de la mano de su creador cómo nace esta iniciativa y hacia dónde se dirige. También, tuvimos el privilegio de acompañarlos en la proyección del corto “Proyecto Becas” que cuenta la historia de Elliot, Jay y Willians, los primeros beneficiarios de este bonito proyecto. Conocimos y compartimos con la gente de la comunidad cuyos hijos son alumnos del Dojo, además de otros asistentes, vecinos y amigos que apoyan esta iniciativa. Escuchamos sus testimonios y degustamos unas ricas pizzas en la sede  de Cañas. Lo recogido en esta actividad estaría destinado a apoyar a los  jóvenes de la selección de surf de Panamá quienes viajarían próximamente a Japón.

Los inicios

Frederic LaCoste es francés, y llegó hace 12 años a Panamá. Después de estar un tiempo en la ciudad y evaluar distintos lugares se convenció de que Venao era un buen lugar para establecerse, desarrollar su negocio y criar a sus mellizos: Benjamin y Alexander. Venao es una de las playas más reconocidas por los practicantes del surf en Panamá y en el mundo, así que no es de extrañar que Frederic introdujera a sus pequeños en el deporte local. Sin embargo, cuando quiso buscar un campamento o  centro de entrenamiento para mejorar las habilidades de sus hijos, se percató de que todo lo que se ofrecía en la zona era más o menos similar. Las clases y lecciones se basaban en analizar videos de surf  y ejercicios dentro del agua.

Dicen que algunas de las mejores ideas surgen cuando no las estás buscando; que todo  se trata de detectar necesidades o conectar ideas que normalmente no están relacionadas. Frederic —quien tenía la experiencia de los centros de entrenamiento franceses de esquí náutico y nieve— entendía la importancia del “cross-training” o combinación con otras disciplinas para desarrollar ciertas habilidades y romper la monotonía. Algunos atletas de alto rendimiento aprovechan la estacionalidad para practicar otros deportes y mantener la condición física. De igual manera, recrean movimientos y secuencias en gimnasios antes de ir al terreno real.

Con este pensamiento en mente, Frederic se propone desarrollar a sus hijos en el surf siguiendo esta filosofía y diseñando un programa de entrenamiento que les permitiera mejorar sus destrezas en corto tiempo. Poco a poco, llegaron amigos y vecinos a pedirle que hiciera lo mismo con sus hijos. Es allí cuando surge la idea de crear este centro de entrenamiento llamado “Surf Dojo” para ofrecer – de manera formal- el servicio que ya se venía construyendo de manera orgánica y natural.

Lo innovador

Debido a que Playa Venao es un lugar donde se realizan frecuentemente competencias de Surf, y es ampliamente visitado por surfistas profesionales,  no es de sorprender que algunos de ellos se hayan acercado al Dojo para conocer las instalaciones y probar algunos de los inventos de Frederic, recibiendo los mejores comentarios. El Dojo de Playa Venao cuenta con un circuito de Skating diseñado para trabajar el movimiento de “pump” que se necesita para recorrer una ola cuando estás surfeando. Al mirarlo parece sencillo y muy divertido, pero él te garantiza que el trabajo realizado es sumamente intenso.

Por su parte, el Dojo de Cañas cuenta con  una especie de “Ola” de concreto en forma de “V”,  construida para simular el movimiento y recorrido que tendrás cuando estás en la ola, debiendo generar el suficiente impulso para recorrerla. Además, este centro también cuenta con las camas de salto, barras de distintas alturas y otras herramientas para entrenar los movimientos aéreos, así como una pista en forma de “U” para el mismo fin.

El Dojo se ha enfocado en desarrollar –principalmente- las habilidades de un grupo de niños, quienes asisten a esta especie de “campamento” donde aprenden mientras se divierten. Sin embargo, los adultos también pueden acceder a las instalaciones y sesiones particulares de coaching o clases de surf.

Lo mejor de este lugar es la vibra que se respira, no sólo del ambiente sino de la gente que trabaja y entrena en el lugar. No faltan los avisos que invitan al cuidado y la limpieza de la playa. Frederic comenta además, que este proyecto se ha convertido en una manera de materializar su pasión por enseñar —particularmente a los niños— “ya que cuando lo haces, puedes volver a ser  un niño otra vez”.

Lejos de Playa Venao

Su  deseo de entrenar a sus hijos como atletas de alto rendimiento, le ha llevado a desarrollar una filosofía y un espacio valioso para la comunidad y en general para la región. La promoción del “Surf Dojo” ha llegado incluso a su Francia Natal donde llevó a Benjamin y Alex a surfear en la nieve, despertando la curiosidad e interés de los turistas.

Si puedo resumir las lecciones más importantes que la historia de Frederic y el Surf Dojo me han dejado serían:

1 . Cada uno es responsable de diseñar y moldear su futuro. Si las condiciones que deseas no existen en el lugar donde estás, deberás trabajar para construirlas.

2. Busca un lugar que te ofrezca beneficios más allá del tema material.

3. El camino que la mayoría está siguiendo no necesariamente es el mejor o el que más se adapta a tus objetivos. Diseña tu propio plan para alcanzar la meta que quieres.

4. Las mejores ideas surgen cuando no las estás buscando. Presta atención a lo que la gente está necesitando y ve de qué manera puedes contribuir.

5. Trabajar con niños y enseñarles algo valioso te genera grandes satisfacciones.

6. Busca conectar, relacionarte o crear alianzas con personas que compartan tu visión, de esta manera se genera el mejor ambiente para trabajar y crecer.

7. Dedica algún tiempo a explorar y explotar tu pasión, esto te genera más satisfacción a largo plazo.

8. Busca inspiración en otros espacios, disciplinas, terrenos, países. El ejercicio creativo más importante es encontrar conexiones entre dos cosas que parecen aisladas o desconectadas.

9. Diseña una estrategia de práctica deliberada. No dejes todo al azar.

10. De vez en cuando, date el permiso de ser niño otra vez!

Si te ha gustado esta historia, no dejes de compartirla en tus redes sociales y si tienes la oportunidad date una vuelta por el Dojo! #justflow